como-trabajar-en-remoto

Cómo trabajar en remoto con QFACWIN

Para trabajar en remoto con QFACWIN lo más sencillo es utilizar escritorio remoto. Podemos conectarnos directamente por escritorio remoto a nuestro equipo, al servidor de la oficina o a un servidor en la nube.

Dejando aparte los programas web que están codificados para utilizarse exclusivamente desde un servidor web mediante un navegador, hay tres formas de poder trabajar en remoto con un programa de gestión como QFACWIN:

–   Conectarse con el ordenador remoto mediante una red (VPN) que utiliza Internet como “cableado”.

–   Que el programa se ejecute en el ordenador local y acceda a la base de datos que está en un ordenador remoto.

–  Utilizar RDP (escritorio remoto) para ejecutar el programa remotamente utilizando Internet.

Las dos primeras formas utilizan internet para mandar las instrucciones y los datos del programa. El tráfico de la información que conlleva hace que la ejecución sea lenta. Aunque, con muy buenas conexiones, pueden utilizarse ocasionalmente en aplicaciones con pocos datos, no ofrecen rendimientos aceptables para su uso habitual o en aplicaciones que manejan gran volumen de ellos.

Actualmente, la mejor opción para trabajar en remoto es a través de RDP o escritorio remoto.

¿Qué es escritorio remoto?

Es un protocolo que permite acceder a través de Internet a otro equipo y utilizarlo a distancia desde otro ordenador. Los usuarios de escritorio remoto pueden acceder a su escritorio y, por tanto, a sus documentos, programas, archivos y utilizar todos los recursos del ordenador como si estuvieran realmente delante de él.

El RDP (Remote Desktop Protocol) o escritorio remoto es una tecnología muy rápida, ya que en lugar de transmitir los programas y los datos del ordenador remoto para ejecutarlos y mostrarlos en el ordenador local, ejecuta el programa en el ordenador remoto y sólo transmite la “foto” de lo que se ve por pantalla al ordenador local. Cuando el usuario teclea o responde con un clic, las teclas o coordenadas del ratón pulsadas se mandan al ordenador remoto, que las procesa como si el usuario estuviera delante de la pantalla.

El RDP lo lanzó inicialmente Microsoft, pero, por razones comerciales, no está incluido (o está restringido) en todas las versiones de windows:  windows Home permite conectarse con otro ordenador, pero no permite que se conecten a él. Windows profesional permite escritorio remoto con un sólo usuario, por lo que ‘toma el control’ del ordenador remoto y no permite más conexiones. Para conectar distintos usuarios a un mismo equipo de la empresa hay que tener Windows Server y las licencias de Terminal Server. Teniendo en cuenta los costes de software y de hardware que implica un servidor y el hecho de que hay que disponer de un informático para su configuración y mantenimiento, en una oficina con pocos usuarios acaba resultando mucho más económico disponer de los ordenadores en red para el trabajo presencial y que, cuando sea preciso trabajar en remoto, cada usuario se conecte por RDP a su propio equipo.

como-trabajar-en-remoto-escritorio-remoto

Para poder trabajar remotamente utilizando cualquier versión de Windows, ya sea un usuario o varios simultáneamente, existen programas específicos que permiten este tipo de acceso por un precio muy económico como Supremo Control, AnyDesk o TeamViewer entre otros.

¿Y dónde tengo los datos y los programas?

Lo ideal es tener los datos y programas en un ordenador en la oficina. De esta forma se puede trabajar tanto desde la oficina como remotamente compartiendo los mismos datos. Evidentemente, este ordenador debe estar en funcionamiento siempre que se quiera poder trabajar remotamente y sus prestaciones deberán ser mayores cuanto mayor sea el número de usuarios que se conecten y trabajen simultáneamente con él.

como-trabajar-en-remoto-nube

¿Puedo tener QFACWIN en la nube?

Si, existen empresas que alquilan servidores remotos y se encargan de su mantenimiento. Hemos de tener en cuenta que, en este caso, los datos de nuestra empresa, incluidos los confidenciales, se guardan en otra empresa distinta y, no siempre podemos conocer la ubicación de la información o si se cumple con la confidencialidad de datos. Por ello, es importante informarse bien a la hora de contratar un servicio de este tipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 3 = uno